¿Cómo cuidar tus productos Al Natural?


Productos en plata

Las joyas de plata pueden sufrir alteraciones debido al contacto con determinados elementos como el oxígeno, sulfuro o ciertos ácidos. Almacenar la plata sin usar durante mucho tiempo puede hacer que pierda brillo o incluso que ennegrezca. Para evitarlo, puedes seguir estos consejos:

  • Guarda tus joyas de plata en un lugar fresco y seco.
  • No expongas tus joyas a agentes corrosivos como el cloro, la grasa, el sudor, los agentes alcalinos ni a la salinidad por prolongados períodos de tiempo.
  • almacena de manera individual cada artículo.
  • Para la limpieza de la plata, no utilices nunca crema dental, ya que puede ser abrasiva. Puedes limpiar la plata con seguridad si la sumerges durante unos diez minutos en agua jabonosa, tibia, y sin jabón detergente. Puedes frotar con cuidado con un cepillo suave y después, secarla con cuidado con un paño absorbente.
  • Puedes recurrir también a los paños especiales para limpieza de metales y productos específico. Las franelas limpiadoras de plata son muy sencillas de utilizar, lo único que tienes que hacer es frotar con ellas el artículo a limpiar, No laves la franela y asegúrate de que está seca antes de utilizarla.
  • Para limpiar tus productos de plata, recomendamos el algodón mágico.

Productos de zamak

El zamak no es propiamente un metal, sino una aleación de metales. Una de sus grandes ventajas es que se trata de un material duro y resistente y además, hipoalergénico. Además, todos nuestros artículos de zamak llevan un baño en plata de un mínimo de 6 micras, lo asegura su calidad y alta durabilidad, siempre que se tengan los cuidados adecuados con este tipo de piezas.

Las piezas de zamak no deben ponerse en contacto con perfumes ni productos corrosivos, tampoco es conveniente mojarlas, debido sobre todo al cloro y otros componentes del agua, que pueden afectar a este tipo de piezas. En algunos casos, el PH de la piel o el sudor pueden hacer que este tipo de piezas se "pongan feas". Te recomendamos guardar tus piezas de zamak en una bolsita de tela cuando no vayas a utilizarlas durante un período prolongado de tiempo.

A la hora de limpiar tus piezas de zamak, hay algunas cosas que debes tener en cuenta:

  • No utilices productos abrasivos para limpiarlas.
  • Utiliza un cepillo blando y bicarbonato sódico para limpiar tus piezas de zamak. Después, sécalas con mucho cuidado con un paño absorbente.No uses nunca toallas de papel, esponjas de plástico o celulosa, ya que pueden dañar la pieza.
  • Puedes usar también una solución de agua y vinagre blanco para la limpieza de estas piezas, siempre aplicando con cuidado.
  • Puedes utilizar también franelas o productos específicos para la limpieza de metales.


Productos de cuero

Es importante no mojar el cuero, puesto que puede hincharse y acabar estropeándose. Si quieres mantenerlo como el primer día, puedes hidratarlo aplicando grasa o aplicando una ligera capa de crema hidratante.

Usamos cookies de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y obtener estadísticas anónimas. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK Más información